EL NOMBRE DEL CENTRO

Nuestra Señora, Mujer del Valor, nombre elegido para el centro, viene de una representación iconográfica de María protectora de los emigrantes en Israel, pintado especialmente para el Centro. Efectivamente, María encarna la descripción del Libro de los Proverbios:

 ¿Quién podrá encontrar
una mujer de valor?
Es mucho más valiosa que las perlas.
Se levanta cuando aún es de noche,
distribuye la comida a su familia
y las tareas a sus servidoras.
Tiene en vista un campo, y lo adquiere,
con el fruto de sus manos
planta una viña.
Ciñe vigorosamente su cintura
y fortalece sus brazos para el trabajo.
(Proverbios 31, 10.15-17)

El nombre del Centro

La Virgen tiene en su pecho a Jesús, detrás de ella la ciudad de Tel Aviv y arropa a todos los emigrantes bajo su manto: es la mujer valiente que protege a sus hijos. Muchos de esos emigrantes son mujeres fuertes que han sido obligadas a abandonar sus casas y familias para satisfacer las necesidades económicas.

La fecha indicada en el calendario para la fiesta de Nuestra Señora, Mujer de Valor es el 10 de mayo, pero cada año la festividad se celebra el sábado más cercano. En 2016 la jornada fue el 7 de mayo y acogió a centenares de emigrantes en la parroquia del centro pastoral. En este enlace pueden encontrar el vídeo realizado por Christian Media Center para la ocasión.

PROYECTO EN PRIMER PLANO

Bajo el manto de Nuestra Señora, Mujer de Valor: la acogida de los emigrantes en Israel

Bajo el manto de Nuestra Señora, Mujer de Valor: la acogida de los emigrantes en Israel Copyright LPJ. Thomas Charrière

 

En marzo de 2014 el Vicariato de Santiago ha abierto el centro pastoral de Nuestra Señora, Mujer del Valor, en Tel Aviv, para los católicos de lengua hebraica del Patriarcado latino de Jerusalén. Se trata de un lugar destinado a la acogida de los emigrantes católicos cuyos lugares de origen son heterogéneos y que se encuentran en Israel tanto por razones profesionales como también pidiendo asilo. Para ellos es esencial la pastoral en hebreo que tiene en cuenta las cuestiones específicas a las que se enfrentan estas comunidades. El centro es uno de los proyectos que la Orden del Santo Sepulcro apoya con particular atención y generosidad.

Antes del Centro de Nuestra Señora de Valor

Tel Aviv-Jaffa es la ciudad más grande de Israel, el centro de la vida social y comercial, por ello atrae a muchos habitantes. Entre ellos se encuentran varias decenas de miles de católicos: además de aquellos que poseen la nacionalidad israelí, muchos son trabajadores extranjeros, emigrantes y solicitantes de asilo. En 2009 un grupo de católicos filipinos alquiló una sala al sur de Tel Aviv para hacer un centro que llamaron “Divina Misericordia”. Las condiciones no fueron simples y, desde 2009 a 2014, el centro tuvo que cambiar de lugar tres veces. La última vez tuvieron que ir a un refugio antiaéreo, mientras que la comunidad seguía creciendo.

 

La historia del Centro

En marzo de 2014 la Iglesia católica, gracias a la ayuda y a la gran generosidad de numerosos benefactores entre los que se encuentra la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro, pudo comprar un edificio al sur de Tel Aviv (33 Shivat Zion Street) para construir el Centro Pastoral de Nuestra Señora Mujer del Valor. El inmueble fue renovado y en 2014 se construyeron una iglesia, una capilla, una sala de reunión y dos apartamentos: uno de ellos para las religiosas de San Pablo de Chartres, que son de Filipinas, y otro para las religiosas del Perpetuo Socorro, de Sri Lanka.

Organiza este centro el Vicariato de Santiago para los católicos de lengua hebraica en Israel, cuyo vicario patriarcal y coordinador para la pastoral de los emigrantes es el P. David Neuhaus. Actualmente, el sacerdote y director del Centro pastoral Nuestra Señora Mujer del Valor es el P. Michael - “Mako” - Grospe, de Filipinas. 


¿Quiénes son los trabajadores extranjeros, emigrantes y solicitantes de asilo?  

¿Quiénes son los trabajadores extranjeros, emigrantes y solicitantes de asilo?

Según las estadísticas publicadas por el Ministerio del Interior israelí para el año 2015, hay unos 227.000 emigrantes en Israel. Entre ellos 91.000 han entrado con un visado turístico y vienen casi todos de la antigua URSS, 77.000 llegaron con un visado de trabajo, principalmente de Tailandia, Filipinas, Nepal, India, Sri Lanka y China, y unos 43.000 son solicitantes de asilo, entrados en Israel por la frontera egipcia y provienen de Eritrea, Etiopía y Sudán. La mayoría son cristianos.

La composición étnica de los que frecuentan el centro “Mujer de Valor” es muy variado: hay filipinos, indios, esrilanqueses, eritreos, etíopes y sudaneses. Los adultos rezan a veces en su lengua materna (tagalo, konkani, cingalés, malabar, tigriña), pero los niños son de lengua hebrea, nacidos y  crecidos en la sociedad de lengua hebrea. 


¿Qué hay en el Centro pastoral “Mujer de Valor”?

Actividades pastorales

Entre el viernes y el domingo (hay que precisar que el sábado es festivo en Israel y no el domingo), el Centro celebra siete misas, con una participación de unos 400 fieles en cada una. Después de la celebración eucarística hay un momento amistoso que permite compartir e intercambiar.

El Centro también se encarga de la formación religiosa de los niños y adolescentes. Con el transcurso de los años se han podido adquirir libros de texto en hebreo. Este año, 50 niños van a hacer la Primera Comunión y 25 van a recibir el sacramento de la Confirmación. Las actividades para los jóvenes que han terminado el catecismo para los sacramentos de la iniciación cristiana se realiza gradualmente y dentro de poco habrá un lugar destinado específicamente para sus encuentros.

Las guarderías

Existe en Israel un excelente servicio de asistencia para niños de más de tres años, pero por desgracia, el servicio para niños de menos de esa edad son de orden privado y muy costosos. Eso obliga a las madres emigrantes a trabajar duro para poder pagar esas cantidades y ello provoca que las madres no puedan quedarse con sus hijos. El Vicariato se ha planteado cuales son los servicios más necesarios para la comunidad y en septiembre de 2014 se abrió la primera “guardería” que acogió a seis niños. Hoy en día existen cuatro estructuras que acogen una cincuentena de niños acompañados por doce operadoras. Se ha realizado una ayuda a esta importante iniciativa una vez que la Comisión para Tierra Santa de la Orden – que va dos veces al año a Tierra Santa para ver cómo avanzan los proyectos en los que contribuyen los Caballeros y Damas – ha dado a conocer las condiciones tan difíciles e inadaptadas, sobre todo en otros centros que no dependen del Vicariato, en los que las jóvenes mujeres emigrantes tenían que dejar a sus hijos. Es necesario recordar los generosos legados de Rose Bente Lee, Dama de Encomienda con placa de la Lugartenencia USA Middle Atlantic, fallecida en 2014, que permitió finalizar el proyecto. Hoy la estructura principal de la guardería del Vicariato de Tel Aviv lleva el nombre de su preciosa benefactora, Rose.  

Las guarderías

Ayuda a los enfermos

En el caso en el que un emigrante se ponga enfermo o tuviera que ser hospitalizado, no existen estructuras disponibles para acogerlo durante el periodo de convalecencia y ello podría llevarlo a encontrarse en la calle, sin casa, sin trabajo y sin seguro médico. Por consiguiente, el Centro pastoral ha instalado una habitación para alojar a personas que se encuentran en ese tipo de circunstancias. Actualmente se encuentra una mujer, a la que han diagnosticado un tumor, con su hija de cuatro años.